Somos creadores de Eco-Ladrillos

El Eco-Ladrillo

Los ECO-LADRILLOS tienen el aspecto de un ladrillo convencional de cemento pero son más livianos y aislantes. Se necesitan 0,66 kilos de desechos plásticos o 20 botellas (1.5 litros) para hacer un ladrillo.

El proceso de fabricación del ladrillo se asemeja a la producción tradicional de ladrillos para la construcción: se tritura el plástico, se realiza una mezcla añadiendo arena, cemento y agua, y se transforma en ladrillos con una bloquera.

Los ladrillos se curan al aire. Es decir, que durante todo el proceso no hace falta aporte de calor.

Una construcción de 70 m2 conlleva aproximadamente 4000 ladrillos.

El plástico utilizado para la fabricación de los mampuestos es aquel que ya no tiene un valor agregado en el mercado (no se recicla) y se puede triturar de manera segura y fácil.

¡Revolucioná tu plástico!

Convertite en replicador comunitario

Ser replicador de ecoinclusión es la oportunidad para transformar el mundo empezando por tu comunidad. La contaminación por desechos plásticos incrementa día a día en la tierra, al igual la falta de empleo para recicladores informales y cooperativas que necesitan formar parte de una economía circular. El eco-ladrillo es la herramienta para abordar ambas problemáticas y generar una propuesta integradora de valor para la sociedad, y para el planeta.